La meditación se inicia con tres pasos básicos: postura, técnica de respiración e instrucciones adicionales.

Paso uno: Una postura cómoda para meditar

1.    Sentarse con las piernas cruzadas sobre un cojín. Si uno se sienta en una silla, colocar los pies planos sobre el piso.
2.    Mantener los ojos abiertos pero dirigidos hacia un punto, a una distancia aproximada de un metro a dos metros enfrente de uno. Relajar la mirada.
3.    Mantener recta la espalda.
4.    Mantener rectos loshombros.
5.    Meter ligeramente la barbilla hacia el cuello.
6.    Abrir ligeramente la boca.
7.    Colocar la punta de lengua sobre en el paladar.
8.    Descansar las manos sobre los muslos con las palmas hacia abajo.

Paso dos: Técnica básica de respiración

•    Colocar la atención en la propia respiración.
•    Observar la exhalación y descansar al inhala.
•    Enfocar la mente en la respiración, sin intentar controlarla; respirar normalmente y relajar.

Paso tres: Instrucciones adicionales

Cuando aparezcan pensamientos durante la meditación, solo hay que notarlos y regresar la atención a la respiración. No hay que persiguirlos ni intentar  detenerlos. Simplemente hay que regresar la atención a la respiración una y otra vez. Esta meditación se llama shámata, meditación de “morar en calma”.