Dzogchen Ponlop Rinpoché en México, marzo de 2014

_MG_6284

Acharya Lhakpa Tshering

_MG_6041

Finalmente el día llegó después de casi tres meses de espera: allí estábamos casi 180 personas en un amplio salón del Centro Internacional Universitario Miguel Ángel, escuchando al preciado maestro Dzogchen Ponlop Rinpoché, que transmitía paz, serenidad y su profunda sonrisa tranquilizadora. El solo verlo llenaba el salón de luz y humildad genuinas. Comenzó la enseñanza con su usual sencillez y claridad explicándonos que para hablar de Tara tenía que hablarnos antes de la parte de la enseñanza del Buda conocida como los giros de la rueda del Darma, que se inician con las cuatro nobles verdades, continúan con las explicaciones sobre la vacuidad en su segundo giro, la naturaleza Búdica de la mente en el tercer giro y culminan con las enseñanzas del Vajrayana. Explicó la progresión en la forma como el Buda mostró el camino. Narró alegorías, como la del rey Indrabodi y la forma como surgió del Vajrayana, ya que el Buda lo consideró originalmente para los laicos, permitiendo que tomemos nuestras emociones y las convirtamos en medios hábiles para despertar y transformarnos. Nos habló de la necesidad de sentir profundamente el deseo de salir de samsara; de la renuncia, la bodichita y la importancia del amor y la compasión.

_MG_6091Con este preámbulo, pasamos al tema central de la Tara, que es un elemento de actividad liberadora en nuestra práctica. Previa a su iluminación Tara hizo aspiraciones de “liberar a los seres sensibles” y una vez alcanzó el estado iluminado estas aspiraciones comenzaron a manifestarse como su actividad iluminada, que nos ayuda en la liberación de nuestros miedos. De esta aspiración se desprende el poder liberador de Tara puesto que el miedo está en nuestros corazones, en nuestra mente, en nuestros hábitos y nuestro principal poder para liberarnos de ese miedo es nuestra mente representada por Tara, la gran madre, que trae la luz a nuestra mente para iluminarla. La forma de Tara simboliza la naturaleza de nuestra mente.

studentsTara es la compasión no dual que es inseparable de la naturaleza de nuestra mente. Rinpoché nos explicó la imagen y el mantra y nos dijo que en todo momento debemos recordar que ella es protección y liberación.  Nos invitó a hacer la práctica de Tara con una mente inquisitiva y abierta sin idea de obtener algo o de hacerla perfecta, buscando la experiencia. Al hacer su práctica, experimentamos sus cualidades de compasión, amor y luminosidad, cualidades que llevamos en nosotros. Esta práctica -nos dijo- es como acercar una vela que no está del todo encendida a otra que está totalmente encendida,  para prenderla. Así se acerca nuestra mente a la mente iluminada de Tara y se enciende, se ilumina.

La enseñanza culminó dedicando lo recibido en estos tres días para el bienestar de todos los seres sensibles.  Despedimos a nuestro querido maestro con profunda gratitud y devoción y haciendo votos por tenerlo pronto de nuevo físicamente con nosotros, ya que en nuestro corazón siempre estará presente.

Escrito por José Antonio Moya
Fotos por James Gritz

Teachings in DF sm

  • Grupos de Nalandabodhi en México:
                       Ciudad de México (mexico@nalandabodhi.org)
                       Celaya (gonfial@hotmail.com)
                       Cuernavaca (adela.nalandabodhi@gmail.com)
                       Oaxaca (nalandabodhi.oaxaca@gmail.com)
 

 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente. Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.