La historía de Arya Tara

 

Sobre la práctica de Tara

La historia de Arya Tara es que su primera encarnación fue como una princesa de la realeza. Fue durante ese nacimiento que generó la intención iluminada de bodichita: beneficiar a todos los seres sensibles. También hizo la promesa de hacerlo alcanzando la budeidad en la forma y el cuerpo de una mujer.

De esta manera, Arya Tara tomo encarnaciones sucesivas y mientras en esencia era un buda femenino, mantuvo el modo de una bodisatva mujer y su actividad iluminada fue ininterrumpida. Continuamente llevó a cabo una actividad iluminada para el beneficio de los seres sensibles y en particular emanó las veintiuna formas de Tara, y a través de estas emanaciones disipó toda clase de miedos de los seres sensibles.

Suplicar a Tara no solo es beneficioso para despejar los obstáculos de los individuos que han emprendido los caminos hacia la liberación y la omnisciencia, sino que suplicar a Tara ayuda a despejar todos los escollos y obstáculos relacionados con alcanzar las metas últimas. Si eres una persona que ha entrado y está practicando en el camino, suplicar a Arya Tara disipa todos los obstáculos que haces frente y entorpecen el que tu práctica dé fruto.

Arya Tara también despeja los obstáculos de todos aquellos con quienes tenemos conexiones, nuestras amistades, nuestros parientes, nuestros compañeros y demás, cualquiera a quien deseemos que esté libre de enfermedad, de espíritus negativos y de otros obstáculos.

Cuando ores a Arya Tara, recibirás su bendición.

 

Dzogchen Ponlop Rinpoché

Retiro de práctica de Nalandabodhi

24 de junio de 2006

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente. Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.